La Guardia Nacional Bolivariana (GNB) de Venezuela lanzó este miércoles bombas lacrimógenas contra al menos dos manifestaciones de la oposición en Caracas en las que participan miles de personas por una autopista que pasa por la base militar frente a la que ayer hubo un conato de levantamiento militar.

La GNB, policía militarizada, ha liberado gases lacrimógenos en este punto de la capital venezolana donde se encuentran varias decenas de manifestantes, y algunos de ellos han respondido con bombas molotov o piedras.

Los enfrentamientos se producen cuando todavía la movilización convocada por el líder opositor Juan Guaidó no ha arrancado formalmente, pues se espera que el también jefe del Parlamento ofrezca un discurso desde un lugar ubicado a unos cuatro kilómetros del sitio de las refriegas.

Más temprano, otros cientos de ciudadanos que se congregaron en el oeste de Caracas fueron disuadidos con lacrimógenas por parte de la GNB, pero estos manifestantes se volvieron a reagrupar y esperan sumarse a la marcha convocada por Guaidó, cuyo destino no ha sido anunciado.

Miles de personas se han concentrado este miércoles en varios puntos de la capital venezolana en atención del llamamiento hecho por el opositor, reconocido como presidente interino de Venezuela por medio centenar de naciones.

Las manifestaciones callejeras contra el Gobierno de Nicolás Maduro, que también se registran en varias ciudades del interior del país, ocurren 24 horas después del efímero levantamiento de un grupo de militares en Caracas que desató una jornada de protestas violentas que acabaron con un saldo de al menos 80 heridos.

El chavismo, por su parte, se ha ido concentrando en el centro y oeste de Caracas para participar en los actos convocados por el Gobierno en el marco del Primero de Mayo.

Se prevé que Maduro ofrezca un discurso al término de la marcha que harán sus seguidores por el oeste de la capital venezolana.

Guaidó, por su parte, continúa en paradero desconocido pero ha reiterado su llamamiento a manifestarse este miércoles en las calles por el cese de la usurpación que considera hace Maduro de la Presidencia.

El opositor Leopoldo López permanece dentro de la residencia del embajador español en Venezuela, Jesús Silva, a donde llegó la noche del martes a solicitar protección luego de haber burlado el arresto domiciliario en que se encontraba, por estar cumpliendo desde 2014 una condena de casi 14 años.

Algunas calles y avenidas de Caracas muestran este miércoles escombros y otros restos que dejaron las manifestaciones del martes. La ruta de la movilización opositora de este miércoles en Caracas sigue siendo desconocida pero se presume que pretenda cruzar hacia el oeste de la ciudad, un territorio considerado bastión del chavismo gobernante y al que ayer les fue imposible llegar por los bloqueos impuestos en las vías por parte de la Policía.

Más información

Venezuela: López se refugió en la embajada de España

Decenas de heridos en el intento de levantamiento en Venezuela

Venezuela: Guaidó encabeza un levantamiento militar contra Maduro