El líder opositor venezolano Leopoldo López, quien abandonó ayer la prisión domiciliaria, se refugió primero en la embajada de Chile en Caracas y luego se mudó junto a su familia a la de España, pero sin haber pedido asilo político, según informaron hoy fuentes del gobierno en Madrid.

Fuentes no identificadas del gobierno socialista de Pedro Sánchez confirmaron a la agencia de noticias estatal de ese país, EFE, que López y su familia se refugiaron en la embajada española en Caracas "por decisión propia" y aclaró "no han solicitado asilo político".

"Ante las informaciones contradictorias, confirmamos de nuevo desde el gobierno que el líder opositor Leopoldo López, junto con su mujer y su hija, se encuentran en la residencia del embajador de España en Caracas", precisaron las fuentes.

López había sido sacado de su residencia en la madrugada de ayer por militares que lo llevaron a los alrededores de la base aérea militar La Carlota, en el comienzo de un finalmente malogrado alzamiento destinado a desalojar del gobierno al presidente Nicolás Maduro.

El ingreso a la embajada chilena de López, así como el de su esposa Lilian Tintori y su hija, se hizo por separado y fue confirmado por el canciller de Chile, Roberto Ampuero, a través de Twitter.

Luego, el canciller explicó a la prensa que López y su familia estaban “bajo protección diplomática chilena”, sin “límite determinado en el tiempo”.

El refugio en una embajada suele ser el paso previo a la solicitud de asilo en ese país. Sin embargo, Ampuero anunció que López y sus parientes se habían mudado a la embajada española en Caracas.

“Se trata de una decisión personal, considerando que nuestra embajada ya tenía huéspedes”, explicó el canciller en su cuenta en Twitter.
En la embajada chilena en Caracas están refugiados también los dirigentes opositores Roberto Enríquez, desde hace más de dos años, y Freddy Guevara, desde hace un año y medio.

Más información

Decenas de heridos en el intento de levantamiento en Venezuela

Venezuela: Guaidó encabeza un levantamiento militar contra Maduro