La fiscal Luciana Vallarella precisó los alcances de la denuncia de una mujer de 40 años contra un hombre de 57 por mantenerla cautiva y bajo violencia durante 20 años.

Según el testimonio de la víctima, logró escapar de la casa de Santiago al 3500, barrio Cura, y pedir auxilio a sus familiares.

“Él siempre fue violento y cuando su familia advierte esta situación empiezan las amenazas y la violencia física”, aseguró la fiscal a Telenoche (El Tres) sobre el principio de la historia.

Según describió Vallarella, la mujer relató que fue “atada con una cadena a su pierna y a la pata de la cama” en los primeros años de relación y que después “cuando él no estaba en la casa la dejaba bajo llave”.

Con el correr de los años, la mujer dijo que su pareja ya no la tenía atada pero sí había “violencia física y psicológica” con amenazas a ella, a su familia y su hijo.

Además, siempre según el relato de la fiscal Vallarella, la denunciante del caso de violencia de género “siempre salía acompañada por él” y llegó a “raparla y hacerle poner su propia ropa” para que no la reconozcan.

Telenoche también consultó a vecinos de la cuadra y uno de los testimonios del informe señaló que la pareja caminaba por la calle. “Puerta para afuera los veía bien, pero en la intimidad no sé”, dijo.

El hombre fue detenido el miércoles y este viernes fue la audiencia imputativa en el Centro de justicia penal. Seguirá detenido al menos dos meses más mientras avanza la causa. 

Gonzalo Cutruneo, uno de los abogados de Oscar R., manifestó a Rosario3.com que a su entender "le falta claridad a la acusación". "Falta precisión en los hechos, evidencia para sostener semejante imputación", dijo.

Más información

Preso por haber tenido cautiva a su pareja por 22 años en barrio Cura