Lo último en cejas es el Microshading

Llegó para a darte un toque de perfección aún más completo. ¿La razón? Esta nueva opción logra que tengan un acabado sombreado

     Comentarios
     Comentarios

Hoy en día pareciera no haber excusa para que las cejas que deseás sean tan gruesas como las de Cara Delevingne o tan finas como las de Rihanna en la portada de Vogue UK. Técnicas como el microblading cambiaron las reglas de este juego beauty, garantizando un look imponente y natural sin necesidad de que las rellenés a diario.

Luego llegó el microfilling, muy parecido al microblading, solo que su resultado terminó siendo un poco desordenado ya que busca imitar cejas que hayan crecido naturalmente.

 

Ahora es el turno del microshading, una nueva práctica de la que todo el mundo está hablando.

 

¿Qué es?

 

La industria de belleza no se detiene cuando se trata de conseguir las cejas perfectas, y después del microblading, llega el microshading, una pigmentación que logra un efecto de sombreado natural, de ahí su nombre que de hecho se traduce como “microsombreado”.

 

¿Cómo se aplica?

 

Se trata de un pigmento permanente que se aplica en forma de puntos con el propósito de rellenar espacios, agregar grosor y generar un efecto degradado más suave y natural.

Para lograrlo, se suele usar una máquina de tatuar tradicional, la cual inserta el pigmento de forma profunda en la piel. Al principio es intenso, pero se degrada en una semana, dejando un aspecto suave y natural.

 

Cejas perfectas a cualquier precio

 

Ya son numerosas las celebrities que rediseñaron sus cejas, es tendencia, ceja gruesa y arqueada, aunque sea tatuada.

Aquella época de las cejas finas y delineadas pasó de moda, en los últimos años se vive el boom de la maxiceja, tanto en mujeres como en hombres.

 

Microshading vs Microblading

 

Ambas técnicas parten del mismo principio, pero el microblading se aplica con otra técnica. Aquí, el pigmento se inserta solo en las capas superiores de la piel con una pluma tan fina que crea el trazo de un vello que parece natural. Es decir, crea un efecto “vello a vello” mientras que el microshading crea una pigmentación de sombreado natural.

 

¡Probá la técnica del microshading de la que todos hablan!

Comentarios