¿Bridal Shower? Las nuevas despedidas de solteras

Se caracterizan por un diseño clásico y sofisticado, pero sobre todo por un punto de elegancia indiscutible. Te contamos las normas que marcan la etiqueta para este tipo de evento

     Comentarios
     Comentarios

Las despedidas de soltera siempre se caracterizaron por ser una celebración divertida con amigas y familia de la novia, mucha música, algunas bromas y, por supuesto, alguna copita de más. Pero llegó una nueva alternativa: las bridal showers.

Este tipo de despedida de soltera consiste en una celebración mucho más relajada e intima con las amigas más allegadas.

 

Son fiestas llenas de emoción, de detalles, con una decoración creativa y mucho glamour, en las que el principal objetivo es disfrutar de los momentos que vas a recordar toda tu vida, de la amistad con mayúsculas, de esas personas que siempre están para todo, con las que pudiste compartir tantas alegrías y lágrimas, éxitos, dolores de cabeza, dudas e inseguridades.

 

Un evento de lujo

 

La organización comienza  con la elección de un lugar y temática concreta en la que se va a basar la velada, que puede ser una película, país o cultura, útiles para la decoración pudiendo decidir qué elementos incluir.

También se caracteriza porque la celebración suele ser por la tarde siendo el catering otro aspecto importante, normalmente acompañado por dulces y cócteles sin alcohol. Días antes se realiza un esquema con la planificación de actividades, entre las que se destacan los talleres de maquillaje, risoterapia o baile.

 

Como la novia está al tanto de cuando se celebrará, es tradición que tenga un detalle con las invitadas a modo de recuerdo que puede ir desde una caja de bombones hasta felicitaciones personalizadas. Por su parte, es una característica que las amigas de la novia realicen un regalo común que habitualmente consiste en un álbum de fotos personalizado de los mejores momentos que pasaron juntas y también un tablón con mensajes cariñosos para su futuro matrimonio.

 

Una cuestión de etiqueta

 

- Las normas de etiqueta indican que no debe ser una fiesta sorpresa, principalmente para que la novia tenga la oportunidad de arreglarse, elegir un vestido, maquillarse y peinarse, sobre todo si a la novia no le gustan nada las sorpresas.

 

- La novia no es la anfitriona de esta fiesta y tradicionalmente es un privilegio de la dama de honor, de las damas del cortejo o de un familiar de la novia.

 

- Puede haber más de una Bridal Shower pero no es muy elegante, porque puede que se interprete más como una forma de aprovecharse para recibir más regalos.

 

- Se considera de mal gusto invitar a esta fiesta a quienes no han sido invitados a la boda.

 

¿Preparadas para celebrar una bridal shower inolvidable?

Comentarios