La “falsa” alemana: una nueva rosarina desde Karlsruhe

Amy llegó a Rosario en 2004 para hacer prácticas sobre musicoterapia pero se enamoró de la ciudad y se quedó. Toca el violín y la viola y da clases en una escuela de Fray Luis Beltrán donde formó una orquesta de cuerdas. Sus amigos bromean con que en realidad no es europea porque sus maneras son bien argentas. Su historia en esta nueva entrega del ciclo de entrevistas a migrantes de Antes de Salir

     Comentarios
     Comentarios

Comentarios