Lo más importante

Celiaquía: una enfermedad silenciosa

En diálogo con Radio 2, Julio Miljevic se refirió a la enfermedad que puede generar dificultades si no es abordada correctamente

     Comentarios
     Comentarios

El médico Julio Miljevic, integrante de la Secretaría de Salud Pública municipal, se refirió a la celiaquía y alertó sobre la enfermedad silenciosa, que puede generar mayores dificultades si no es correctamente abordada.

El profesional explicó que “la celiaquía es un trastorno, una inflamación del intestino delgado producto de una respuesta inmunológica en el individuo, genéticamente predispuesto a una proteína del trigo que es el gluten, un complejo proteico, que se comporta como un antígeno, es decir promueve una respuesta inmunológica".

En diálogo con el periodista Daniel De Paola (Todavía no es tarde, Radio 2), Miljevic dijo en cuanto al diagnóstico que, por lo general, se trata de un cuadro clínico clásico.

“Es el menos frecuente, por ejemplo la diarrea y la mala absorción intestinal", detalló. Una sospecha clínica puede ser, entre otras, cuando hay "casos de infertilidad, aborto no explicado, anemia por déficit de hierro en el adulto".

Miljevic dijo que puede haber "una sospecha clínica" o "epidemiológica". Esta última es porque la celiaquía es "una enfermedad heredo transmisible. 1 de cada 10 familiares de primer grado va a tener enfermedad celíaca". Y agregó: "Otra sospecha epidemiológica, es cuando los pacientes ya tienen una enfermedad autoinmune, como la diabetes tipo 1 o las patologías de tiroides que es muy frecuente en la mujer".

Agregó que, muchas otras personas quizás lo padecen pero no lo saben. "Hay muchísimos casos sin diagnosticar, porque la forma sintomática es la que menos aparece", detalló.

En cuanto a la manipulación de alimentos y los cuidados que deben tener el celíaco y su entorno, el doctor aseguró que es de suma importancia que la familia también sea consciente de lo riesgoso que puede llegar a hacer que un producto o comida sea contaminada con gluten para estos grupos de personas. "El gluten es muy contaminante. Se recomienda que el primero que cocine sea el celíaco para evitar la contaminación cruzada".

"Es un problema de salud pública más que importante y la información está accesible, lo único que la gente debe tener algunas precauciones. Todo es educación e instrucción. En la celiaquía el enfoque siempre debe ser interdisciplinario, que trabajen, clínicos, nutricionistas, psicólogos, etc", aseveró el profesional.

Miljevic fue cortante a la hora de ser consultado sobre la disciplina alimentaria del celíaco: "El celíaco se debe cuidar toda la vida. Porque a lo mejor un día puede que no pase nada u otro que sí tengas síntomas.Pero como la mayor parte de los pacientes no tienen síntomas, es muy difícil convencerlo de que se tiene que cuidar", sentenció.

Muchas de las quejas de los celíacos es que no encuentran espacios donde comer alimentos para ellos, pero el doctor dejó en claro este punto: "Los bares y restaurantes tienen la obligación de tener una cartilla con productos libre de gluten. El Instituto del Alimento hace las evaluaciones de los mismos".

Por último hizo hincapié en dos temas fundamentales, uno en que el diagnóstico se le puede dar de grande a la personas "convivió toda la vida con el trastorno y se le expresa clínicamente en edad adulta". Pero para determinar si se trata de esta patología se debe consultar al médico porque hay casos en los que no se trata de pacientes celìacos sino personas con "sensibilidad al gluten". "La diferencia es que el paciente que es sensible al gluten no tiene ningún elemento dentro de los criterios de diagnóstico de enfermedad celíaca. Pero se comporta clínicamente como una celíaca ya que cuando hace una dieta sin gluten revierte los síntomas. A la mayoría que se le 'hincha la pancita' o tienen distención abdominal- en términos más médicos- cuando comen harina, se benefician con una dieta libre de gluten, pero no quiere decir que tengan la enfermedad celiaca", concluyó.

Comentarios

Segui Leyendo