Ayer, hoy y mañana, contra la violencia y el patriarcado

Viviana Della Siega es una referente histórica del feminismo de Rosario. Chiara Quintas es una joven militante que sueña con un 8 de marzo sin violencias. Rosario3.com las juntó para conocer cómo viven este momento de la lucha por la igualdad de género
     Comentarios
     Comentarios

Este jueves se conmemora el Día Internacional de la Mujer. Hasta hace relativamente poco, muchos –y aún hoy algunos– regalaban flores o chocolates, como si fuera el Día de los Enamorados. Nada más lejos. Viviana Della Siega y Chiara Quintas lo saben perfectamente. El 8 de marzo en realidad es un día más, que se destaca sobre todos los otros en los que las mujeres han tenido y tienen que luchar por sus derechos, que deberían ser, ni más ni menos, los mismos que los de los varones.

Viviana es de la época en la que los 8 de marzo las marcas de electrodomésticos se hacían una panzada con “las promos para mamá”, como si ser mujer se redujera a pasar la aspiradora (y ser madre). Della Siega tiene 66 años y un nieto de 8 que hasta hace poco la hacía correr de acá para allá. Por suerte, cerca de su casa tiene un linda plaza con sol y sombra al mismo tiempo donde pueden llevar el juego más allá.

Comenzó su militancia en la década de los 70. El papá de sus hijas fue desaparecido por el terrorismo de Estado. Hoy es vicepresidenta del Instituto de Género y Desarrollo (Insgenar) y una de las referentes del feminismo de Rosario.

Chiara tiene 17 años, es la mayor de tres hermanos y quiere estudiar Comunicación Social, como Viviana. Va a la Nigelia Soria –decisión a la que la llevó su pasión por la danza– y empezó a militar en el centro de estudiantes nomás entrar, en primer año. Lleva el pañuelo verde de la Campaña Nacional por el Aborto Seguro, uno de los triangulitos que la propia Della Siega hace ya varios años comenzó a repartir para sumar adhesiones al proyecto de ley que este martes se volvió a presentar en el Congreso.

Rosario3.com las juntó para conocer cómo viven este momento de la lucha por la igualdad de género. Seguramente esta tarde se van a volver a encontrar entre las miles de mujeres que coparán las calles de la ciudad.