El fallo de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario, que revoca la medida cautelar que autorizaba a ocho madres al autocultivo para producir aceite de cannabis para sus hijos, ubicó en planos enfrentados a los magistrados que firmaron la resolución y a las mujeres que luchan por mejorar la calidad de vida de sus chicos. El juez Aníbal Pineda, integrante de la Sala A del Tribunal, intentó explicar los fundamentos del fallo.

En diálogo con Sergio Roulier en el programa La primera de la tarde (Radio 2), Pineda reconoicó que “es un caso sensible y la Cámara no es ajena al sufrimieto de las madres y sus hijos”.

Luego estableció que “existen dos cuestiones que es necesario separar: por un lado tenemos el autocultivo de marihuana para consumo personal y otro es el autocultivo para elaborar una medicina casera”.

“Acá, el pedido de las madres se refieren a la producción de un medicamento de forma casera, para ser aplicado a terceras personas, que son los hijos de las amparistas, que son menores de edad”, describió a modo de introducción.

Después sí se metió de lleno en los fundamentos de la resolución judicial. El magistrado recordó que “la Anmat establece prohibiciones y protocolos muy específicos para producir medicamentos o alimentos”.

“Otra de las cuestiones que valoró este Tribunal, es que el Estado nacional provee medicamentos estandarizados a base de cannabis”, dijo Pineda. Y añadió que “también se tuvo en cuenta que los menores de edad padecen diferentes patologías”.

“Yo no dudo de la buena fe de las madres, lo que yo no puedo es darles una habilitación judicial a que produzcan un medicamento por afuera de la reglamentación general”, resumió uno de los tres camaristas que revocaron la cautelar que el año pasado había firmado la jueza Sylvia Aramberri.

Pineda destacó que el fallo “ordena al Estado nacional a que a los tres menores que padecen esquizofrenia refractraria les provean los medicamentos que producen un laboratorio de Canadá a base de aceite de cannabis”.

“Sobre los otros chicos, le ordenamos al Estado nacional que investigue si en sus casos el medicamento a base de cannabis sirve o no para su tratamiento”, cerró.

“Vamos a seguir acompañando a estas Madres que se plantan"

La abogada y concejala Jesica Pellegrini, quien junto a Gabriela Durruty y la también edila Caren Tepp (de Ciudad Futura) acompañaron el amparo presentaron por las madres, adelantaron este viernes que seguirán con el reclamo.

“Vamos a seguir acompañando a estas #MadresQueSePlantan que han demostrado estar por delante de las instituciones, que son ellas quienes mejor saben cómo garantizar la salud de sus hijes. Más temprano que tarde, esta lucha la ganaremos”, afirmó Pellegrini desde su cuenta de Twitter.

La abogado calificó el fallo como “otro retroceso del Poder Judicial, a contramano de los avances que marcan el pulso del acceso a la salud por el cannabis terapéutico de la mano de organizaciones como #MadresQueSePlantan. Seguiremos luchando a su lado hasta que sea como lo soñamos”

En el mismo sentido, Caren Tepp afirmó que “el argumento de la Cámara desconoce el camino andado por las Madres (que fue amparado por la jueza Aramberri). Desconoce que los aceites son analizados por la Facultad de Bioquímicas de la UNR, de modo que se sabe perfectamente qué es lo que están tomando en cada caso”.

“Desconoce –continuó la concejala– que hay un seguimiento profesional de cada niño y niña a través de AUPAC, asociación que acompaña a las mamás desde el comienzo de este proceso y desconoce que hay un dictamen favorable de la Defensora de Menores de la justicia federal”.

Más información

Conmovedora respuesta de una mamá a los jueces del fallo por el aceite de cannabis

Revés judicial para madres que habían sido autorizadas para producir aceite de cannabis