El árbitro de fútbol Martín Bustos fue detenido este jueves por la noche en Rosario por personal de la Policía de Investigaciones tras una denuncia efectuada por el Club Atlético Newell's Old Boys tras detectar un intento de abuso a jugadores de las divisiones inferiores.

Efectivos de la PDI, a instancias de la fiscal Carla Cerliani, llevaron a cabo la detención del referí, que ya afronta una causa por abuso sexual y prostitución de menores en Avellaneda, a raíz de testimonios de juveniles del Club Atlético Independiente.

Bustos pasó varios meses entre rejas hasta que en septiembre pasado quedó liberado por orden de la Sala I de Lomas de Zamora, que cambió la carátula de “abuso sexual de menores” a “promoción a la corrupción de menores”.

La Justicia elevará el expediente a juicio oral con quince casos probados y seis personas procesadas, entre ellos Bustos.Ahora, se le sumará esta causa en la justicia santafesina: este sábado, se llevará a cabo la audiencia imputativa en el Centro de Justicia Penal.

El comunicado de Newell's

La entidad leprosa publicó un comunicado en su sitio oficial en el que narra detalladamente el proceso de detección de la amenaza del denominado grooming a través de los psicológos que acompañan a sus jugadores menores en la pensión del club.

Tras detectar este intento de abuso el pasado miércoles, personal de Legales del club y del propio staff de entrenadores de divisiones inferiores participaron del proceso que acabó con la pronta detención de Bustos. 

Más información

"Estaba tratando de seducir a los pibes"

El comunicado oficial de Newell’s Old Boys tras la detención de Bustos

Cómo fue el operativo para detener al árbitro que quiso abusar de chicos de Newell's