El sábado y en medio del feriado XXL, el gobierno nacional anunció que habrá un nuevo secretario de Comercio Interior, un cargo que está en el centro de la tensión por la inflación que no cede y el renovado impulso K de la Casa Rosda. Se trata del economista peronista Roberto Feletti. Más vinculado al sector de las finanzas, las industrias alimenticias de la región no lo tienen del todo fichado ya que no hubo mucho trato anterior de este dirigente de alto recorrido por esferas ejecutivas y legislativas. Pero sí lo recuerdan por haber sido uno de los armadores del discurso económico detrás de la consigna política del "vamos por todo" tras la contundente re-elección de Cristina Fernández. Y mientras se prepara un nuevo round en la macroeconomía, los negocios se siguen moviendo. Y acá va el run run de la semana: 

1) Arrancamos por las novedades en el caso de la caída de la mesa de dinero del financista Luis Herrera. El abogado que empezó a atender el teléfono en su nombre es Juan Pablo Orquera. Y si bien es conocido en el foro porque se trata de un especialista en concurso de acreedores, el mensaje que lleva es que Herrera no se presentará en convocatoria. Es más, el abogado está indagando alternativas utilizadas en otros casos que le marquen el camino de cómo instrumentar y garantizar acuerdos de devolución a plazo. Por su parte, Herrera sigue respondiendo whatsapp a sus clientes pidiendo las ya famosas 2/3 semanas de plazo para ordenar la situación, mientras sigue recorriendo el espinel en busca de préstamos. Y entre algunos de sus ahorristas más indignados no pasó desapercibido otra noticia judicial de la semana. Es que en la imputación que se realizó por estafa (entre otros delitos) al agente de Bolsa Daniel Casanvoas, que defaulteó en 2019, el fiscal Miguel Moreno lo acusó por defraudación al haber tomado 74 mil dólares de un ahorrista dos meses antes de caer sin informarle la crítica situación en la que estaba su empresa. Y esa imputación le puede servir como precedente a aquellos que están explorando el reclamo penal contra Herrera ya que hay testimonios de particulares a los que sumó como clientes y les tomó miles de dólares hasta mayo pasado, cuando hacía tiempo que había dejado de devolverle los verdes a sus clientes de toda la vida.

2) Hablando de la caída de Casanovas, en la imputación que le hace el fiscal Moreno apareció otro delito que no había estado en la primera plana cuando estalló su grupo económico. “A través de operaciones de transferencias bancarias y de compra-venta de dólares y de títulos valores, en pesos y en dólares, se utilizaron los fondos en poder de la ALyC (agencia de Bolsa), confiados para su administración por los clientes Cuenta-Comitentes, para procurar para sí y/o para terceros un lucro indebido. Esta serie de operaciones no se correspondieron con acciones de inversión ordenadas por los Cuenta-Comitentes y se trataron de operaciones de aplicación de dichos fondos, ejecutadas a espaldas de los Cuenta-Comitentes, sustrayendo la totalidad de los saldos líquidos que se encontraban en dichas cuentas”, dice la imputación del fiscal Moreno. ¿Otra vez un agente de Bolsa manoteando los saldos líquidos que le quedan en las cuentas a sus clientes? De lo mismo se lo acusa a Guardati Torti y a Fernández Soljan, la agencia de Bolsa de Luis Herrera. Y la pregunta que cae es: ¿Qué está haciendo la Comisión Nacional de Valores? ¿Qué controla? ¿Cómo controla? No en vano, todas las irregularidades de esas agencias de Bolsa fueron detectadas y avisadas por los Mercados y luego suspendidas por la CNV, que -pese a ser el ente que tiene la potestad de controla- nunca encendió la alarma y detectó los desvíos cuando apenas arrancaban, habiendo logrado así un menor perjuicio a los ahorristas. ¿No hay posibilidad técnica de que la CNV revise de manera electrónica al término de cada rueda que estén los saldos del los comitentes (cuando son positivos)? El problema es que esta acumulación de manotazos a los fondos a la vista de los ahorristas bursátiles no sólo afectan a los agentes que hacen bien las cosas, sino que también le suman incertidumbre y preocupación al inversor que llevó su dinero a trabajar en la Bolsa. Y es que el mercado de capitales argentino es lo suficientemente chico y lo suficientemente complicado (por la inestabilidad macroeconómica y crisis política) como para sumarle una preocupación extra al ahorrista a la hora de irse a dormir pensado: ¿Mañana cuando me levante estará mi plata en la cuenta. 

3) Ya que está, vamos a la Bolsa. Tomó por sorpresa a los socios de la entidad el repentino anuncio que hizo esta semana Daniel Nasini de no ir por la re-elección a la presidencia. Ocurre que por tradición siempre al presidente se le respetan los dos periodos seguidos que, por estatuto, puede ejercer, más allá de las críticas que su gestión pueda acumular. Ahora bien, llamó mucho la atención la decisión de Nasini de bajarse 45 días antes de la asamblea, que además ya había sido convocada, dejando casi sin tiempo para el armado de una nueva lista.  Por eso son muchos los socios que piensan que un buen gesto de las actuales autoridades sería plantear un cuarto un cuarto intermedio en la Asamblea para que todos estén en igualdad de condiciones para plantear alternativas. Y el cambio interno que se está viendo es que ya está dejando de ser el nombre del candidato presidencial el que sirve como “ordenador” de la lista de autoridades sino que el candidato emerja de un acuerdo multisectorial que le permita a la Bolsa dar vuelta de página con la herencia del modelo Vicentín que llevó Alberto Padóan. El cerealista Hugo Grassi (h), actual vicepresidente fue el primer candidato que asoma a presidente, y ya pudo palpar en las reuniones que estuvo manteniendo en los últimos días con referentes institucionales para buscar apoyo esta nueva forma de construcción política que toma forma en la Bolsa. Pero no es el único que se está moviendo. Otro de los actuales vicepresidentes, el molinero Federico Helman, estuvo muy activo impulsando la candidatura de uno de los principales referentes que tiene el corretaje, el ex presidente del Centro de Corredores, Miguel Simioni, quien –por el contrario- prefiere seguir con la línea de definir primero un acuerdo multisectorial de cómo será la nueva hoja de ruta de la renovación de la Bolsa para que de ese entendimiento salga la lista. Finalmente, un dato alentador para este proceso de entendimiento multisectorial llegó desde la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (CIARA). Los exportadores también quieren una construcción consensuada de la renovación de la entidad y autorizaron a que Julio Roldán (AGD) participe de las conversaciones con los otros sectores.

4) En la cámara empresaria en la que la elección de autoridades sí salió como por un tubo fue en la Asociación Empresaria de Rosario (AER), que esta semana re-eligió a Ricardo Diab como presidente. Luego de estar en el corazón del los fuertes cruces a cara de perro que fue la elección de autoridades en la cámara nacional del sector (CAME), proceso que lo encontró del lado de quienes ganaron la conducción, para Diab la asamblea local supuso un satisfactorio y calmo tránsito por el nivel de consenso interno que tiene la conducción. Como dato de la asamblea, hubo más cámaras empresarias pidiendo ingresar al consejo directivo de la Asociación de las que están habilitadas para hacerlo, pedido que fue interpretado como una muestra más del consenso que tiene la conducción de la entidad entre los comerciantes.

5) Y hablando de comercio, sigue viboreando el dato de que está muy encaminado el acuerdo por el histórico inmueble de la esquina de Sarmiento y Córdoba. Si bien el proceso para que reabra realmente las puertas llevará tiempo, las conversaciones entre los titulares del edificio con dos financistas avanzan firme superando escollos. Y si se trata de reactivar inmuebles comerciales cerrados, también está encaminada la reapertura del resto bar bien top de la esquina de Oroño y Guemes. En efecto, los desembolsos serán muy importantes para reabrir el ex local de Queens, pero esta vez con distintas propuestas comerciales. Queens cayó antes del coronavirus porque, además de sus problemas internos, había realizado una fuerte apuesta al negocio de los tragos en un momento en el que los más jóvenes se volcaban a las cervecerías artesanales.

6) Siguiendo por el lado del comercio, el secretario gremial del Sindicato de Empleados de Comercio, Juan Gómez, salió a desmentir las razones que esgrimió la empresa Havanna para retirarse de Rosario dejando en su lugar a franquiciantes. Según le comentó a Rosario3, la partida de la empresa de la ciudad es parte de una estrategia interna de reconvertir todos sus locales del interior al formato de franquicia. Negó que haya habido un problema de encuadre sindical, como sí lo tuvo la firma en otras provincias. Y es más, sostuvo que el gremio participó activamente en las conversaciones para que la empresa cumpla con todas sus obligaciones en las desvinculaciones y que los ex empleados tengan las puertas abiertas para trabajar en las franquicias, como se logró. Y hablando de todo un poco con Gómez, el sindicalista pidió que el gremio tenga más voz y voto en la organización de las nuevas ediciones de la Noche de las Peatonales. “Apoyamos todo lo que empuje a la reactivación de la actividad comercial, pero queremos que a los empleados les paguen los que corresponda por trabajar de noche”, dijo. . 

7) Vamos cerrando por el lado de los ladrillos. El coordinador del gabinete municipal, Rogelio Biassi, comentó en Radio Dos que la Intendencia está trabajando en una ordenanza que actualice los criterios de construcción para la zona de Fisherton, y sus alrededores, hoy en pleno boom de construcciones. Si bien no soltó prenda de los detalles de la ordenanza, aseguró que se buscará conciliar todos los intereses, tanto de los vecinos como de los desarrolladores inmobiliarios. Y si bien no se animó a asegurar que la ordenanza llegue al Concejo antes de fin de año, aseguró que ese es el objetivo que se pusieron. 

8) Y en lo que respecta al mercado de real state, durante el feriado del viernes, el Colegio de Corredores Inmobiliarios de Rosario presentó la última encuesta realizada a sus asociados entre julio y agosto. Y como dato relevante, el 40% de los operadores dijo que vendió menos inmuebles que en el bimestre anterior, mientras que el 34% dijo que vendió lo mismo (que fue poco) y sólo un 26% registró un aumento en sus ventas. El tema es que el 59% de los corredores inmobiliarios opinó que no percibe una reactivación del mercado de compra venta de inmuebles para el corto plazo. En definitiva, la construcción vuelve al ritmo pre-pandemia pero las ventas no se descongelan.

9) Finalmente, y ya que estamos por el lado de la infraestructura, un poco de obra pública. Esta semana se realizó la cumbre anual de la Cámara Argentina de la Construcción. Y uno de los temas que los santafesinos (tanto empresarios como funcionarios) llevaron a los pasillos del encuentro fue el de exhibir ante las autoridades nacionales las necesidad de que se apuren las prometidas licitaciones para la construcción de viviendas, que es el tipo de obra pública que más moviliza recursos del sector, sobre todo cuando se trata de grandes planes como los anunciados. El mensaje fue entregado. ¿Habrá respuesta positiva?